......
Contacto
     

Colombia enredada en el cable
Por Roy Peña

La televisión por suscripción atraviesa los tiempos más difíciles de su historia. En los últimos dos años esta industria ha estado tratando de corregir la anarquía en que creció

En la actualidad, se vive un agitado proceso de transformación para superar a la cultura de la informalidad y sanear un mercado de 9 millones de hogares, la mitad de los cuales recibe señales internacionales. Sin embargo, de éstos, sólo el 5.5 por ciento responde a una operación legal, según datos de la Asociación de Televisión Paga.

Ese ha sido un proceso doloroso, porque la legalización implicó un incremento en los costos operativos y de funcionamiento, en un país empobrecido, con un índice de desempleo del 18%, de subempleo cercano al 40% y una economía que decreció un 4.25% en el último año. Los mayores costos que implica la operación legal están siendo trasladados al público, en momentos en que el país vive su peor crisis económica.

Jaime Rincón

De otra parte, van a ser dos años que la CNTV adjudicó 114 contratos de concesión de televisión por suscripción a empresas provenientes, en su gran mayoría, del sector informal. Muchas de éstas, a cambio de obtener una licencia, se comprometieron a cumplir metas imposibles en el corto plazo, en cuanto a penetración del servicio, cubrimiento, actualización tecnológica, obligaciones económicas, etcétera.

Todo esto llevó a los operadores a una situación límite, que tuvo a muchos a punto de perder la licencia por incumplimiento. Pero los salvó la campana: una nueva ley de televisión que otorga facultades a la CNTV para renegociar esos contratos y que les rebaja tributos del diez al tres por ciento bruto. Sin embargo, ese alivio llegó tarde para por lo menos 30 de esas licencias, que no entraron finalmente en operación.

Al tema económico de esta industria, se suma la inevitable inseguridad. Para comenzar, el sector no se está recogiendo en la proporción en que se había previsto. La crisis ha dificultado muchas negociaciones y, a la fecha, ningún concesionario ha conseguido un socio extranjero. La empresa que más ha avanzado en este tema es Cable Centro, que ha estado varias veces próxima a firmar con Hicks. De todas maneras, dice Jaime Rincón, su presidente, "mantenemos mucha cercanía con Hicks, y en cualquier momento puede darse esa alianza".

LAS TARIFAS...¡QUE PROBLEMA!

Un programador internacional que pide no ser identificado dice que "la competencia entre los operadores se está dando en el terreno de las tarifas. Hay empresas que trabajan con montos mensuales de hasta cinco dólares. Todos sabemos que ese precio es insostenible".

Este programador cree que 2002 va a ser aún peor, y que se avecina un forcejeo con los operadores por las nuevas tarifas. "Ellos están tratando de que las rebajemos para el año entrante. Va a ser difícil, porque el operador muchas veces acaba imponiendo las tarifas y las condiciones, y los programadores, por no ser expulsados de los grandes sistemas, acceden".

De todas maneras, existe un espíritu de colaboración de los programadores con el desarrollo del sector. Uno de ellos, aceptó entregarle gratuitamente sus señales durante un año a TV Cable Bogotá para apoyarlo en su plan de penetración a los sectores más bajos de la población, los estratos 2 y 3.

Otros programadores han adoptado la política de establecer tarifas diferenciales para los sistemas de cable, que sirven a municipios con menos de 100 mil habitantes.

LO QUE FALTABA: PROBLEMAS DE ORDEN PUBLICO

Los problemas de orden público han comenzado a afectar el desarrollo de esta industria. El operador Cable Unión de Occidente, de Habib Meregh, ha sufrido objetivos militares por parte de un grupo guerrillero que dinamitó algunas de sus oficinas. De otra parte, al interior del mismo Cable Unión de Occidente –que es tal vez el mayor operador del país, y cuya red está integrada por equipos propios y antiguos sistemas informales– se han presentado diferencias entre los sistemas asociados. Precisamente, la empresa Cable Sistema, que presta servicio en la ciudad de Medellín, decidió retirarse, incorporarse a Cable Pacifico, de Jaime Grisales y llevarse sus casi 60 mil abonados.

Esta alianza ha significado vida nueva para Cable Pacífico, un concesionario con 20 meses de creado, que tenía una operación bastante reducida, y que ahora se ve como una opción real en la zona occidente. "Estamos ejecutando un plan para aumentar nuestra cobertura y penetración, mediante la promoción de desarrollistas. Estas son personas, o pequeñas empresas, que se encargan de instalar la última milla de cable, desde nuestra troncal hasta el usuario por cuenta y riesgo propios; y nosotros les damos a cambio, durante dos años, un porcentaje de la tarifa mensual del abonado. Al cabo de ese tiempo, les compramos la red que hayan instalado".

Hoy en día, Cable Pacífico es una empresa de 300 empleados que distribuye un total de 65 canales por US$7 mensuales. La meta de Jaime Grisales es llevar hasta 15 dólares mensuales la tarifa en los próximos doce meses, y antes de 2003, entrar con el servicio a Bogotá, que es el mayor mercado.

Por su parte, Jaime Rincón, presidente de Cable Centro, informa que su empresa ha diseñado estrategias de mercadeo prácticamente individuales para cada una de las distintas zonas de Bogotá, lo mismo que para los municipios. En éstas, estan contemplados variables culturales, económicas y de competencia.

LA PUBLICIDAD MUY CASTIGADA

La televisión por suscripción todavía no es usada en Colombia como medio publicitario. Y ese es precisamente uno de los temas que los operadores han comenzado a mover ante la CNTV. Sergio Quiroz, quien acaba de ser elegido como nuevo director de la Comisión de Televisión, lo confirma: "Recibimos una solicitud para abrir la comercialización publicitaria del cable. Estudiamos el tema y la junta decidió mantener por ahora la normatividad vigente, porque una apertura en ese sentido podría profundizar aún más la crisis de la televisión abierta".

Por su parte, Ximena Tapias, presidenta de la Unión Colombiana de Empresas Publicitarias -UCEP-, piensa distinto. Ella dice que "la publicidad en el cable significa nuevas opciones publicitarias y ayudaría a una mayor segmentación del público. Si se regula en forma adecuada, no afectaría a la TV abierta, porque son públicos distintos y son adecuados para anunciar productos diferentes".

Sergio Quiroz, director de la Comisión Nacional de Televisión

Tenemos entonces que el cable no figura en los planes de medios de los anunciantes, porque la ley es muy dura. El operador que comercialice en Colombia automáticamente debe cumplir las mismas condiciones que se le imponen a la televisión abierta. Es decir, debe transmitir unos porcentajes mínimos de programación nacional, y debe pagar el 10% de los ingresos brutos en concepto de pauta.

Pero los fenómenos globales no se detienen; y en los últimos meses algunos canales internacionales han montado oficinas en Bogotá para vender espacios publicitarios, pero emitiendo los comerciales desde el exterior. Al respecto, el publicista Fernando Martelo, dueño y presidente de FBC Publicidad, dice que la del cable "es una oferta muy nueva y nosotros aún no hemos comprado espacios. Tengo entendido que el comercial se emite a nivel internacional, pero el anunciante sólo paga lo que corresponde al número de televidentes estimados en Colombia".

Aunque el cable es una industria que aún se encuentra enredada en Colombia, todo esto indica que los mejores tiempos están por venir.

 

 
 
 



 

 


Nota de Portada
::-----------------------------------------

Desea recibir por e-mail nuestras novedades ?

Nombre y Apellido

Empresa

Mail


::: World Summit Telenovela
::: Programación
::: Cine
::: Telenovelas
::: Animación
 :: Negocios
 :: Galería de Imagenes
 :: Tv Cable, Sateltial y Convergente
 :: Creadores-Escritores y Guionistas
 :: Mercado Hispano de EEUU
 
 

 

::: Sumario
::: Editorial
::: Nota de Portada
::: Programación
::: Eventos
::: Talentos y Networking
::: Resumen Semanal On-Line
 :: Publicidad
::: Ediciones Anteriores
::: Nuestros Lectores
::: Foros
::: Encuesta
::: Staff
::: Contáctenos
   
 
 
   
   

 

   
   
   
Condiciones de Uso