......
Contacto
     

Adaptaciones
y formatos,
¿el rumbo
de la
telenovela?

 Telefe en Argentina,
¿una estrella que pierde brillo?

Por Ángel de Brito

Revelación en TVMAS
La descarnada e increíble historia del agotado Rey TELEFE versus la reina araña tejiendo la red: Artear en Argentina. Protagonizan un duelo de titanes en apuros.

Desde 1990, TELEFE lideró cómodamente frente a su competidor Artear Canal 13. Creó figuras en el ámbito internacional como Gabriel Corrado, Susana Giménez, Marcelo Tinelli, Natalia Oreiro y Facundo Arana. Por lo que no parecía difícil continuar el éxito que había cosechado Gustavo Yankelevich. Y así, Claudio Villarruel logró, durante los primeros meses de su gestión como programador, un liderazgo similar al de su antecesor con un presupuesto mucho más bajo, y con una propuesta de programación más experimental y menos populachera. (Gran hermano, Marú, Los Simuladores, 4 amigas, Tiempofinal, Betty, la fea, La gran propuesta, La biblia y El Calefón).

La recesión que empezó en los tres últimos años acabó con sus producciones lujosas, y la frase que se impuso en Telefé fue: “No cierran los números”. Los presupuestos se redujeron, y la torta publicitaria también. Pagar en dólares, convirtió a varios proyectos en utopías; tiempos de la post convertibilidad que han obligado a todos los canales y productoras de TV a reducir sus costos operativos, y a disminuir la cantidad de propuestas en la pantalla.

Esto llevó a Telefé a una crisis en dos puntas: pérdida de figuras y de derechos televisivos. Y como consecuencia, una notable disminución de rating.

Aunque todavía no ha perdido la batalla, la sensación térmica dice que Aretar, Canal 13 es el nuevo líder. La gestión del actor Adrián Suar, consiguió en pocos meses, consolidar la pantalla con la preferencia del público: telenovelas o tiras. Son amores, 099 Central, El Clon, periodísticos como Kaos, CQC, Telenoche Investiga, El noticiero de santo, y entretenimientos como Grandiosas, Sorpresa 2002 y Pulsaciones. Y Telefé no sólo se enfrentó a estos éxitos, sino que sus estrellas insignias no rindieron los frutos esperados. Ni Natalia Oreiro con Kachorra, ni Corrado con Máximo Corazón, ni siquiera el exitoso Pedro, el escamoso, alcanzaron la mitad de audiencia de las ficciones del 13. Como si fuera poco, los noticieros de TELEFE figuran últimos derrotados por sus tres competidores, y los programas de entretenimiento no satisfacen en ratings, tanto Marú, resucitado con segmentos de Gran Hermano 3 y DADY, con Dady Brieva, (galán de Andrea del boca en el 2001, con 30 puntos), no orillan los 9 puntos de audiencia en primetime. Los números desencadenaron una andanada de levantamientos como nunca: 10 programas durante los primeros 9 meses de 2002, el doble de los últimos 24 meses.

A esto, se suma la desaparición de figuras clásicas de la pantalla como Nicolás Repetto, Andrea del Boca, Carlos Calvo y Susana Giménez, obligados a un año sabático por falta de dinero; el éxodo de la exitosa serie Tiempofinal, de Raul Portal y parte del elenco del programa de Tinelli  migró al Canal 9 con sus sueldos duplicados y la deserción de Osvaldo Laport, Facundo Arana, Gianella Neyra y Agustina Cherri quienes prefirieron mejores propuestas artísticas de Canal 13. Otra de las pérdidas valiosas fue la megaproductora Cris Morena, creadora de la ficción juvenil más exitosa del año: Rebelde Way.

Pero no sólo perdió estrellas y activos en la parte creativa, sino también derechos de series que jugaron de comodines para Télele, generando audiencia y publicidad a bajo costo. De esta manera, Canal 9, se quedó con El Chavo, y el 13 con El Clon y posiblemente con las tres últimas temporadas de Los Simpsons. Por falta de presupuesto tampoco emitió Ecomoda, ni produjo el éxito español Crónicas Marcianas. La esperada tercera versión de Gran Hermano se postergó de mayo a octubre, y en su primera semana de emisión perdió a la mitad de su público, de 26 a 13 puntos.

Uno de los errores de la administración del canal, ha sido el empeño por cambiar la estética del canal. Los colores vivos y el look estridente que consagraron su pantalla en sus mejores épocas no eran de buen gusto para los nuevos gerentes con ansias de imponer su estilo. Telefé se tornó más cool, pero junto con el mal gusto se fue el público infantil-adolescente que con su fidelidad llevó al canal al puesto número 1 en audiencia. Mientras tanto, conocido por su sensibilidad, Suar tomó la posta y le dio a los huérfanos de Telefé lo que buscaban: una comedia familiar, costumbrista y popular, convertida hoy en el éxito más grande de los últimos años: Son amores, pasó los 30 puntos de rating diarios, venciendo al imbatible VIDEOMATCH, después de 13 años en la cima.

Telefé apuesta con todo en el 2003
Pero la última palabra no está dicha, Telefé prepara nuevos ¨tanques¨ para derrotar al 13. En el 2003, estrenará cinco ficciones, con estrellas como Pablo Echarri, Andrea del Boca, Francisco Reyes, y hasta se planea una segunda parte de Franco Buenaventura. También regresarán sus dos estrellas: Susana Giménez y Marcelo Tinelli. Otra carta fuerte sería el regreso de Cris Morena, con la continuidad de Chiquititas 2003 y Rebelde Way 2. Los reality poblarán la pantalla: uno con Charly Garcia, Popstars 3, esta vez mixto, y Gran Hermano 4. Más allá del rating, Gran Hermano fue el gran negocio de Telefé, en los últimos años. La ganancia se nota en la relación inversión/rédito. La segunda versión pudo hasta duplicar cada dólar invertido. Para Gran Hermano 1, el canal habría pagado unos 8,8 millones de dólares, que recuperó casi de movida: DirecTV desembolsó 1 millón para transmitir las 24 horas, Terra, unos 500 mil, y la empresa de cosméticos Unilever, 1,8 millones por colocar los productos en la casa y la realización de concursos.

Telenovela Rebelde Way

¿Podrá Canal 13 generar meganegocios como Gran Hermano? ¿Podrá hacer frente a los imbatibles programas que prepara Telefé? ¿Qué hará Artear sin Facundo Arana Araceli González, ni Gustavo Bermúdez? ¿Las segundas partes de Son Amores, CQC, Grandiosas y Kaos podrán mantener cautivos a los televidentes?

Como siempre en la TV, esta historia continuará. Claudio Villarruel, saboreó como productor los años de oro de TELEFE, y ahora sufre la crisis como gerente programador. La sinergia entre los departamentos de finanzas, producción y programación se hace indispensable para que el talento, el buen entretenimiento y los éxitos regresen a Telefé.

*Ángel De Brito, periodista especializado en televisión de entretenimiento y co-cunductor del programa La Linterna en Buenos Aires, al lado de la destacada periodista Laura Ubfal.

 

 
 



 

 


Nota de Portada - Parte III
::------------------------------------

Desea recibir por e-mail nuestras novedades ?

Nombre y Apellido

Empresa

Mail


::: World Summit Telenovela
::: Programación
::: Cine
::: Telenovelas
::: Animación
 :: Negocios
 :: Galería de Imagenes
 :: Tv Cable, Sateltial y Convergente
 :: Creadores-Escritores y Guionistas
 :: Mercado Hispano de EEUU
 
 

 

::: Sumario
::: Editorial
::: Nota de Portada
::: Programación
::: Eventos
::: Talentos y Networking
::: Resumen Semanal On-Line
 :: Publicidad
::: Ediciones Anteriores
::: Nuestros Lectores
::: Foros
::: Encuesta
::: Staff
::: Contáctenos
   
 
 
   
   

 

   
   
   
Condiciones de Uso