......
Contacto
     

La televisión argentina tiene en pantalla 13 telenovelas, en sus distintos subgéneros y cruces con la comedia y distintos segmentos de público. 9 de ellas son nacionales y 3 extranjeras. Las nacionales se reparten por partes iguales en los canales 13, 9 y Telefé. 6 se aglutinan en la franja nocturna 20 a 24 hs. y las otras 3 van a la tarde, entre las 14 y las 19.

Por Lorena L. Sánchez

Producción independiente
para todos los target

Este es el panorama que continuará hasta fines de junio, con un cambio de último momento por parte de Canal 9, al cierre de esta edición. Conforme al repentino cambio de perfil que tendrá la pantalla, suplantando ficción por contenidos de menor presupuesto, en medio de modificaciones accionarias, las telenovelas dejarán de emitirse en julio. Mientras, Cris Morena Group negocia el pase a otro canal (se habla de América) se seguirán grabando en otro estudio y de esta manera, también garantizarán la continuidad del programa en los mercados internacionales.

Acorde al mapa de producción que se fue configurando en el país durante la década de los ‘90, casi la totalidad de las telenovelas nacionales son de productoras independientes. Dialogamos con sus responsables para conocer cómo las piensan y las trabajan, con el foco en cada segmento de audiencia y su posterior comercialización en el mercado internacional.

 SOY GITANO Telenovela adulta

Es la primera telenovela propiamente dicha de Pol-ka, que hasta ahora trabajaba sobre producciones más costumbristas. Se emite por Canal 13, Artear a las 22 hs. Se graba con dos unidades, una de piso y otra de exterior. Tiene unos 180 capítulos, con 32 escenas diarias. Sus autores son Marcela Guerty y Marcos Carnavale. Victor Tebah es el coordinador de contenidos y TVMAS conversa con el. 

Victor Tebah

¿Cómo se diferencia Pol-ka con Soy Gitano, de las producciones de la competencia?
Trabajamos la organización y hay una tarea constante y hasta obsesiva con los libros de Adrián Suar, director de la productora y de la programación de Canal 13. Tenemos reuniones semanales con los autores. Nuestro plus pasa por la historia y por la experiencia. Empezamos con tiras diarias en el ’99 y venimos con la experiencia suficiente para realizar en el tiempo estipulado. Antes la diferencia era mucho mayor porque generamos un punto de inflexión en la manufactura, la estética del producto. En esto la competencia nos fue copiando y lo está haciendo muy bien.

En la musicalización, hay un trabajo muy minucioso, que incluye la relación de los remates de los capítulos con las letras de los temas musicales. ¿Cómo trabajan ese aspecto?
Trabajamos muy a la par, todos los capítulos off line, con los editores Alejandro Parisow y Alejandro Alem que están desde que comenzamos. Ellos conocen al dedillo el lenguaje, los cortes y el ritmo que Adrián quiere para los programas. La forma de trabajo es intuitiva y difícil de explicar. 

¿Cómo interpretan lo que la gente quiere ver, más allá de las planillas de rating?
Seguimos la vibra de las historias, los personajes, el público y la nuestra. Recibimos comentarios de nuestros allegados y nuestros compañeros de trabajo. Los autores toman cosas que dan los actores y si nos parece bien y el público lo toma, los incorporamos al libro. Por otro lado, tratamos permanentemente de ser vanguardistas. Cuando ahora todo el mundo decidió girar hacia lo costumbrista, nosotros vamos hacia la telenovela en que la gente llora, que tiene que ver con cuestiones más escabrosas y solemnes, no tan naturalistas. Sus condimentos principales son la tragedia y la pasión, todo pasa a ser desgarrador.

Pero ese giro ¿se debe a la necesidad de Pol-ka de cambiar el sello costumbrista histórico que tiene, por el objetivo de vender internacionalmente?
Estamos trabajando para universalizarlas más. Es un tema difícil, empezamos a hacerlo en Soy Gitano y también en Son amores, donde un tío con dos sobrinos pueden existir en todas partes del mundo.

Hablan los escritores

Telenovela:
Target:
Productora:
Autores:

Duración:

Soy Gitano
Adulto
Pol-ka
Marcos Carnevale
y Marcela Guerty
1 h./cap.

Para profundizar en el lenguaje del género de esta telenovela, que marca un punto de inflexión en las producciones de Pol-ka, hablamos con los autores del libro, Marcos Carnevale y Marcela Guerty,

¿Cuáles son los conflictos centrales de Soy Gitano?
“El amor y el poder. El amor prohibido en un contexto de leyes rigurosas e inviolables, que lo llena de pasión, deseo y una inevitable ansia de concretarlo aún conociendo las consecuencias: el destierro, el deshonor y hasta la muerte. El poder desplegado a través del dinero y de lo que se posee, que incluye una mujer. Se desarrollan tres historias paralelas: Una trama central donde dos hermanos se debaten por una mujer, hija del enemigo de la familia. Una trama secundaria donde dos jefes de familia se enfrentan por un amor del pasado donde uno se lo quitó al otro y espera venganza. Y una tercera donde dos jóvenes, al mejor estilo Romeo y Julieta, sufren por un amor que es víctima de un viejo odio como Montescos y Capuletos”, -explica Carnevale.

¿Cuánto de universal y cuánto de local tiene la telenovela?
Más de universal que de local. Creamos un mundo de gitanos propio, que refleja en parte las costumbres y tradiciones de los gitanos en todo el mundo. El localismo emerge a través del idioma, los lugares, algunas costumbres, pero aún así es difícil identificar una geografía. Mientras que Guerty dice: “Transcurre en Buenos Aires, pero es completamente universal. Es una realidad gitana-romántica ideada para la tira. Está alejada de los costumbrismos y los porteñismos, en la estética, el lenguaje y la realidad de las historias”.

¿Qué elementos del género tradicional enfatizan, cuáles aggiornan y cuáles modernizan?
Rescatamos básicamente la intensidad con que se viven las emociones, los sentimientos. La telenovela tiende a exacerbar lo interno de los personajes para que estos vivan al límite de lo que sienten. Aggiornamos el tempo dramático, la estructura. Hacemos escenas más ágiles, más rápidas y consumimos más historia por capítulo que la telenovela tradicional. No nos detenemos nunca, planteamos una historia vertiginosa, sin respiro. Modernizamos el lenguaje, desmelodramatizamos algunos sentimientos llevándolos a un plano dramático real. El espectador ve sufrir o amar como lo hace él, o como quisiera hacerlo, - explica Carnevale, mientras que Guerty expresa: “es un culebrón moderno particular. Tiene la velocidad del relato de las tiras de Pol-ka con los elementos de telenovela de siempre: hijos secretos, amores imposibles, odios ancestrales, pasiones desbordadas, confusiones. Se enfatiza lo trágico y se cruza con elementos de vaudeville, puertas que se abren y se cierran, malos entendidos y muchos elementos tragicómicos”.

¿Que implica la escritura de un guión?

Tener un cabeza fértil, un disco rígido lleno de ideas, buena salud y un equipo de gente talentosa con una enorme capacidad de innovar permanentemente, explica Carnevale y Guerty añade: “la novela es un trabajo de equipo, solo un genio como Migré puede escribir solo”.

¿Como se reparten el trabajo en equipo?
Somos dos autores que decidimos el rumbo del programa. Bajamos las líneas argumentales y orientamos la estructura. Tenemos un colaborador que se arma el esqueleto que luego supervisamos y dos dialoguistas que completan el libro. La revisión final vuelve a nosotros para la aprobación.

¿Manejan determinados días de la semana que coincidan con los climax de las historias?
Vamos armando huellas de historias cada 10 15 capítulos y una vez por semana siempre hay picos fuertes. A veces se piensa en un lunes como puntos de impacto para arrancar arriba.

¿Que tipo de devoluciones les hacen los productores?
Victor Tevah y Adrián Suar, que es el dueño de la idea, leen los libros y nos bajan las devoluciones. Es un sistema más que acertado porque agiliza el trabajo, brinda seguridad y le otorga una garantía de calidad al producto. Es una productora atendida por sus propios dueños y eso es maravilloso, dice Carnevale.

Le preguntamos a Carnevale cuál es su visión respecto de los cambios realizados en el género durante los últimos años en Argentina y en los mercados exteriores y no respondio que “en Argentina los cambios son más notorios debido a la ruptura que provocó Pol-Ka con sus productos, cuando se insertó en el mercado de la ficción. Innovó e incorporó un código más actual, más digerible, más cercano a la gente. A partir de allí, la propia demanda hizo que otras producciones tomaran sus productos como referente, desacartonando, y se impuso eso lo que algunos llaman costumbrismo. En el mundo, se dejan de lado las ideas base, se sigue contando La Cenicienta desde otros ángulos. Aparecen ideas y temas para transitar las historias de amor increíblemente sorprendentes y maravillosos como la clonación humana, pero se sigue manteniendo un cierto conservadorismo y clasisismo que funciona casi como precepto religioso, todavía no se animaron a cambiar el tono. Tal vez el mercado no lo necesite y entonces está muy bien,¿para qué cambiar algo que funciona?.

 

 
 



 

 


Telenovelas
:: -----------------------------------------

Desea recibir por e-mail nuestras novedades ?

Nombre y Apellido

Empresa

Mail


::: World Summit Telenovela
::: Programación
::: Cine
::: Telenovelas
::: Animación
 :: Negocios
 :: Galería de Imagenes
 :: Tv Cable, Sateltial y Convergente
 :: Creadores-Escritores y Guionistas
 :: Mercado Hispano de EEUU
 
 

 

::: Sumario
::: Editorial
::: Nota de Portada
::: Programación
::: Eventos
::: Talentos y Networking
::: Resumen Semanal On-Line
 :: Publicidad
::: Ediciones Anteriores
::: Nuestros Lectores
::: Foros
::: Encuesta
::: Staff
::: Contáctenos
   
 
 
   
   

 

   
   
   
Condiciones de Uso