......
Contacto
     

Mónica Agudelo
el triunfo de La costeña y el Cachaco

Pertenece a esa nueva generación de libretistas colombianos que estableció ruptura con la novela tradicional, realizando historias con temáticas contemporáneas y contenidos profundos. Hoy, su novela La Costeña y el Cachaco, emitida en la franja prime del Canal RCN ocupa el primer lugar de sintonía.

Una década dedicada a escribir guiones y desde su primera obra Sangre de Lobos, escrita a cuatro manos con el veterano libretista Bernardo Romero Pereiro, logró destacarse por su particular estilo de encarar los conflictos. Luego vinieron más éxitos de trascendencia internacional como Señora Isabel y La Maldición del Paraíso, historias que fueron vendidas a TV Azteca de México y a productoras de varios países latinoamericanos. Ya en 1995, se lanza a escribir sola y triunfa con las series Sueños y Espejos y Hombres, con esta última obtuvo el premio Midia de España como Mejor Serie Familiar y la Medalla de Bronce del Festival de Nueva York en la misma categoría.

¿Qué experiencia le dejó su trabajo junto a Bernardo Romero, uno de los más destacados libretistas colombianos, y por qué decidió escribir sola?
Fue mi gran maestro y es un hombre muy generoso que entrega todo su conocimiento, a mi me ahorró mucho camino en la TV, pues junto a él entré de lleno a ser novelas y seriados importantes. Decidí escribir sola, porque mi forma de concebir las historias es, observando el comportamiento y los comentarios de la gente en la calle, en las reuniones sociales, en las peluquerías, la mayoría de mis personajes están inspirados en amigos y conocidos y también hay mucho de olfato, de intuir qué le puede estar pasando a la gente y cómo le gustaría verse reflejado en la pantalla. En esa medida llegó un punto que para Bernardo y para mi, era difícil ponernos de acuerdo en el curso de las historias.

Su actual éxito La Costeña y el Cachaco es una historia más fresca que todas las anteriores, mucho menos compleja en el planteamiento de los conflictos... podríamos decir, regional. En tiempos de globalización e internacionalización de la novela colombiana ¿no resulta una propuesta arriesgada?
Tal y como está concebida no. El objetivo de la novela es la transculturización del universo a través de los conflictos. Es plantear el conflicto de dos personas que se atraen, pero que por haber nacido en regiones opuestas tienen costumbres y formas de pensar distintas. Esto es un conflicto universal porque la mayoría de los países tienen costa y tienen una región del interior con características distintas.
De otra parte, mi idea era quitarle el “realismo mágico” a la costa, pues todas las novelas exitosas que se han hecho sobre esta región tienen ese elemento. Esta no. Además, sabiendo que para el Canal RCN es muy importante la venta internacional de sus producciones, me esforcé mucho porque su lenguaje y el contexto en el que se desarrolla la obra fueran universales.

¿Para usted, cómo ha evolucionado la telenovela colombiana?
Hemos avanzado mucho en la forma de hacer telenovelas. Colombia fue pionero en la realización de novelas regionales, pero ahora el género entró en la era de la globalización y eso nos ha obligado a esforzarnos más en la forma de plantear los conflictos, de crear los personajes, de cuidar el lenguaje. Es apasionante ver cómo una historia que antes se pensaba para cautivar en el país, ahora el reto es que guste en el mundo.

Mónica Agudelo

¿Por qué cree usted que la telenovela siga siendo el producto estrella de la industria de la televisión?
Porque definitivamente es el único género capaz de mirar profundamente al ser humano, mover las fibras más íntimas del ser humano, de acompañarlo, de identificarse con él. Y lo más importante es que las telenovelas dejaron de ser un producto exclusivamente para amas de casa, para convertirse en obras capaces de llegar a todos los públicos. Esto gracias a una nueva generación de libretistas a quienes nos interesa decir cosas interesantes a través de las novelas, no quedarnos en lo puramente emocional, esta no es sólo una tendencia en Colombia, sino en el mundo.

¿Para usted la telenovela es una obra literaria?
“Claro, García Márquez cuando tomé un curso con él, en San Antonio de los Baños, Cuba, decía que cómo no va a ser escritor, un libretista que en promedio para hacer una telenovela, escribe alrededor de 2000 páginas al año, cuando un novelista máximo llega a 400”, concluye.

 

 
 



 

 


Nota de portada
::--------------------------------------------

Desea recibir por e-mail nuestras novedades ?

Nombre y Apellido

Empresa

Mail


::: World Summit Telenovela
::: Programación
::: Cine
::: Telenovelas
::: Animación
 :: Negocios
 :: Galería de Imagenes
 :: Tv Cable, Sateltial y Convergente
 :: Creadores-Escritores y Guionistas
 :: Mercado Hispano de EEUU
 
 

 

::: Sumario
::: Editorial
::: Nota de Portada
::: Programación
::: Eventos
::: Talentos y Networking
::: Resumen Semanal On-Line
 :: Publicidad
::: Ediciones Anteriores
::: Nuestros Lectores
::: Foros
::: Encuesta
::: Staff
::: Contáctenos
   
 
 
   
   

 

   
   
   
Condiciones de Uso