......
Contacto
     

Desde las primeras transmisiones en Argentina, Celia Alcántara estuvo presente con sus telenovelas. Ha escrito 5078 capítulos desde entonces. TVMAS conversó con ella sobre su paso por el género, el presente y futuro de la telenovela latinoamericana

Celia Alcántara o Simplemente Maria

Por Laura Chertkoff

Si hablamos de las narrativas televisuales, tenemos que hablar de la telenovela y si hablamos de telenovelas tenemos que hablar de Celia Alcantara y de Simplemente María, que tuvo su estreno en 1967 en Argentina, con Irma Roy y Alberto Argibay. Dos años después, en Perú en 1969 se produjo y fue un éxito en toda la región así como en México.

Celia Alcántara

Simplemente María se convirtió en un hit comercial, pues la campesina que en la telenovela había escalado posiciones sociales, lo había conseguido gracias a su trabajo con una máquina de coser marca Singer; las ventas de esta máquina de coser se elevaron considerablemente y las escuelas de modistería atendieron la demanda de mujeres que querían aprender ese arte. 20 años después se hizo en México. Tuvo versiones y exhibiciones en Bolivia, Brasil, Colombia, Costa Rica, Chile, Ecuador, EU. El Salvador, Honduras, Guatemala, Nicaragua, Panamá, Paraguay, Puerto Rico, República Dominicana, Uruguay y Venezuela. “Los años pasaron y la historia no cambia. Si usted va a una estación de ferrocarril en Argentina, o en México, ve llegar chicas del campo con lo que llevan puesto. Simplemente María, o Rosa de Lejos, que es la misma, es una muchacha que viene del campo con un atadito de ropa y no tiene una casa a donde ir. Pero cree que la gran ciudad le va a dar trabajo”.

Celia Alcántara, reconoce que entre todas sus novelas la que más quiere es Rosa de Lejos. Realizada en ATC, el canal estatal en 1980, con Leonor Benedetto, Juan Carlos Dual y Pablo Alarcón. El éxito fue tal, que ese mismo año se adaptó para la pantalla grande. Simplemente María también tuvo su adaptación cinematográfica, pero cinco años más tarde que su estreno en TV. Para 1972, la historia de Simplemente María ya había dado la vuelta al continente.

Versión mexicana
de Simplemente Maria

Proyectos actuales
En la actualidad está trabajando en una nueva adaptación a castellano neutro de Rosa de Lejos para uno de los canales en Miami. Y la última novela original que escribió fue en 1999, Sin Piedad, para México.

Los cuatro primeros autores de telenovelas vinieron de la radio, y se conocían perfectamente los estilos: “Nené Cascallar tenía protagónicos de chicas lindas, finas que vestían bien. Alberto Migré hacía muy bien las historias románticas en el barrio. Abel Santa Cruz podía hacer tanto drama como comedia –observa Celia Alcántara- En mi opinión, él era el mejor de todos nosotros”, confiesa. Las estrellas de las novelas de Celia son muchachas que vienen del campo.

El poder del oficio
Se inició en la radio generando radionovelas diarias. “He escrito durante cincuenta años, todos los días, diez horas. Soy abogada y no quise ejercer, pero alguna vez lo usé y fue en 1985 con Bárbara Narváez, la historia de una abogada” relata y confiesa que más de una vez, sus protagonistas provenían de historias de la vida real. Cuando mi marido, Enzo Belomo, trabajó en Puerto Rico, yo me sentaba en el hall del canal a ver la novela y había una muchacha que también iba todos los días y me contó su historia: era universitaria y bailarina clásica y trabajaba bailando en shows para ejecutivos. Estaba embarazada y sola, porque él era un hombre casado, y era justamente el director del canal. La acompañamos al hospital y su hija es ahijada nuestra. Yo escribí esa historia después: El, ella y el hijo. Con esos tres personajes tejí toda la gama de emociones – asegura Celia Alcántara - Cómo se conocieron, él estaba casado y se divorcia para casarse con ella. Y en el medio pasan muchas cosas. La historia es Mi nombre es Lara, que salió al aire en 1983 con María de los Angeles Medrano y Mario Pasik y unos años después la hicieron en Chile”.

En 1984 María Herminia Avellaneda, la convocó para adaptar la novela de Marta Lynch La Señora Ordoñez. Fue un hito en la televisión argentina, por la calidad de la historia, la dirección de cámaras poco usual para la TV de esa época y porque la historia, en todos los capítulos avanzaba y retrocedía en el tiempo. “Quería pintar la vida anterior de ella con esos flashback. En vez de decir cuándo me casé con fulano se veía directamente en el pantallazo”

Las novelas o tiras argentinas de hoy
Lo que hay en Argentina no me gusta porque va mucho al barrio. Y eso no es lo que yo creo que debe ser la telenovela, sin embargo Gasoleros resultó buena. El sodero de mi vida era buena, pero es costumbrismo, no es la telenovela romántica. Hasta eligieron un muchacho encantador pero muy feo, a propósito – afirma Celia Alcántara.

¿En el romanticismo tiene que haber cierta belleza? ¿Tuvo alguna fea en una novela suya?
Mis protagonistas no han sido especialmente bellas. Tuve una novela con Libertad Lamarque que tenía ochenta y algo de años y estaba guapísima, pero mire cuando la vine a agarrar. Fue en 1983, Amada se llamaba y era la historia de la pareja a esa altura de la vida.

El futuro de la novela Latinoamericana
De Colombia he visto poco. México tiene grandes aciertos, pero pienso que debería defender más sus esquemas dramáticos con calidad y generar mejores historias. Muchas de sus novelas son exageradas y repetitivas. La versión mexicana de Simplemente María no me gustó porque cambiaron la esencia del mensaje de la mujer que representaba Maria. Hay que tener mucho cuidado en las adaptaciones, porque cada personaje forma parte de una cadena: es un arte por etapas. Mirada de mujer de TV Azteca, me gustó mucho, pero parece que se arrepintieron y volvieron al costumbrismo.

¿Y hacia dónde cree que va el género? ¿Cuál es el futuro de la telenovela latinoamericana?
Que aprendamos de Brasil, que trata temas muy importantes. Se ha metido con el pasado, con la lucha de los negros, con temas verdaderamente ineresantes. En Terra Nostra era el campo, la inmigración italiana en Brasil. El Clon a mi no me entusiasma, pero mire que tema!! –exclama Celia Alcántara– Elevan de categoría al televidente y además invierten en la producción. De todos modos, se pueden hacer grandes historias con poco presupuesto. Pero el guión tiene que ser bueno. Es el alma de la novela.

Y es que el tiempo pasó, como afirma esta grande de las telenovelas. Por ello, ya no es posible tratar a la telenovela de manera superficial. La relación cotidiana entre televisión, melodrama y audiencia, es un hecho que forma parte de la cultura contemporánea de grupos sociales de Latinoamérica y del resto del mundo.

 

 
 



 

 


Nota de Portada
::---------------------------------------

Desea recibir por e-mail nuestras novedades ?

Nombre y Apellido

Empresa

Mail


::: World Summit Telenovela
::: Programación
::: Cine
::: Telenovelas
::: Animación
 :: Negocios
 :: Galería de Imagenes
 :: Tv Cable, Sateltial y Convergente
 :: Creadores-Escritores y Guionistas
 :: Mercado Hispano de EEUU
 
 

 

::: Sumario
::: Editorial
::: Nota de Portada
::: Programación
::: Eventos
::: Talentos y Networking
::: Resumen Semanal On-Line
 :: Publicidad
::: Ediciones Anteriores
::: Nuestros Lectores
::: Foros
::: Encuesta
::: Staff
::: Contáctenos
   
 
 
   
   

 

   
   
   
Condiciones de Uso