......
Contacto
     
La TV abierta y paga, retos y sueños

Colombia

Cara a caracon dos funcionarios de la CNTV

En casi todas partes del mundo; la televisión por cable arrancó como televisión pirata; y Colombia no ha sido la excepción.

Pero lo grave es que, según Sergio Quiroz, director de La Comisión Nacional de Televisión (CNTV), la ley en este país estableció números máximos de licencias, por y en razón de la población. Hoy, esto se ha convertido en un fenómeno que impide reducir la piratería. Mientras que para el comisionado Edgar Plazas, la ley 182, que regularizó la televisión, surgió como una ley sana e importante, transparente, con las mejores intenciones de dar opción de ingreso a canales privados de televisión; pero a escala zonal, especialmente en la televisión abierta. “Lo que pasó fue que esta ley fue modificada por la ley 335, creada tres años después”. TVMAS habló en exclusiva con ambos funcionarios. Los costos de operación, de arrendamiento zonal, piratería y robo de señales, fueron los puntos críticos de nuestra conversación

Rentabilizar el negocio es una urgencia del país

La TV paga en Colombia podría ser un gran negocio, ya que tiene una penetración real del 47%; pero únicamente el 5% forma parte del mercado formal.  No hay duda que este país encierra la esperanza de muchos, si es que se resuelven problemas de industria. En un intento por buscar el origen de los errores y encontrar soluciones contundentes, abordamos el tema. “En este país, lo que debió hacerse es que a todo el que tuviera un sistema se le otorgara una licencia, con el cumplimiento de algunos requisitos que exigiera la Comisión de Televisión. Y eso permitiría la participación de todos en el mercado. De esta manera, se iría depurando por competencia. Pero lo que sucedió fue que sólo se pudieron otorgar licencias, –unas zonales y otras municipales–, y las municipales, de acuerdo al número de habitantes de cada municipio. Entonces en un municipio donde había tres operadores ilegales, uno solo sacaba licencia”, inicia la conversación el Presidente de la CNTV, reconociendo la situación dramática en la que se ha desenvuelto la TV paga.

¿Cuál es hoy la solución definitiva a todo esto?
Desdichadamente, la solución va a ser lenta. Si se hubiera hecho lo que proponemos nosotros, hubiera sido más rápido. Todo el mundo tendría licencia, todo el mundo competiría. Hoy tenemos problemas imparables de piratería.

¿Entonces de qué manera cree usted que se dará la competencia en este país? Porque hasta ahora no pasa nada...
La competencia se va a dar entre los zonales. Creo que los zonales estarán cubriendo todo el mercado. Eso es lo que va a pasar a futuro mediano. Y solamente los zonales, con mucho músculo financiero, son los que van a lograr despejar el camino a un negocio muy interesante y redituable.

Cuando hablamos de un futuro...  ¿De qué tiempo estamos hablando?
A mediano plazo. Tres, cuatro, máximo cinco años. De hecho, ya existen zonales, como el caso de EPM, que cumple y a su vez se está expandiendo en  todo el territorio nacional. Esto significa que todos los que tengan respaldo financieros son los que van a lograr salir. Van a tener mucho problema con el tema de piratería, pero la fiscalía y los demás órganos, estamos delineando formas distintas de combatirla.

“El último estudio sobre el número
de personas que ven TV por suscripción es de poco más del 40%”, afirma Sergio Quiroz, director de la Comisión Nacional de TV

Hablemos del robo de señales: BBC, RTVE, RAI, etc.

En relación a las señales europeas como a la DW, BBC, TV Internacional, TV Francesa y la misma RAI, según información confiable a nuestra redacción, los  derechos de estos canales fueron cedidos  y/o  comprados legalmente por ocho cable operadores,  incluyendo, en el caso de Bogotá a TVCable. Sin embargo, son retomados por el 100% de los cable operadores... ¿Eso no muestra una sensación de indiferencia por parte de las autoridades, ya que están claramente identificados los piratas?... ¿O es que no son tan piratas y existen acuerdos entre algunos programadores y cable operadores? Esta es otra forma de piratería que valdría la pena analizar y reflexionar.

Hemos batallado con esto; pero ese es un delito tan grave, que mientras se acaban dos piratas por acá, aparecen otros diez por otro lado. En este país hemos cometido errores de tipo legal en relación con este tema. Creo que en la medida en que, sobre todo los zonales, logren ir avanzando y cautivando el mayor número de consumidores, pueden trabajar economías de escalas que van a repercutir en beneficio de los usuarios. Y esto va a causar que la tarifa vaya hacia abajo. De esta manera, el fenómeno de la piratería decrecerá. Los sistemas piratas no tienen redes de buena calidad;  y lo que hay que lograr es que más usuarios se conecten a los operadores zonales. Eso va a ocasionar una rebaja en el valor del servicio y generará alivios en la piratería.

¿Necesidad de diálogos con DirecTV y SKY?

Pero volvemos a la pregunta. ¿Cómo evitar el robo de señales?
No existen mecanismos contundentes. Un pirata puede tener una red muy pequeña y simplemente va y compra dos o tres decos a DirectTV o a Sky, y por allí los introduce. Entonces, controlarlo es una labor de muchos, no depende únicamente de los órganos reguladores y además es un trabajo de todos los días.

¿Qué resultados han dado las rebajas de los impuestos y todas las concesiones en paquete, que ustedes dieron a los sistemas de cable hace unos meses?
Es muy pronto para evaluar resultados. El cambio básico lo tuvimos en el pago del valor de la compensación que fue modificado. Pienso que los resultados los podremos ver a un año, cuando toda esta modificación que verdaderamente se estaba convirtiendo en un cuello de botella muy grande para los cable operadores, redunde en beneficio de los usuarios, de la industria misma y del país. Y sí hay operadores fuertes, sobre todo, zonales, que quieran invertir y avanzar (el otro problema grave es la inversión), porque aquí estamos hablando de tecnologías, traducidas en inversiones muy altas.

¿Cómo querrán entonces los inversionistas entrar en el negocio de la TV por cable, con la situación actual?
En el caso de los inversionistas extranjeros, están muy interesados en entrar en el negocio de la TV por cable. Lo que pasa es que la inseguridad del país crea desconfianza. Y la piratería también es un problema muy grande. A partir de enero de 2002, la fiscalía va a trabajar intensamente en temas que faciliten el surgimiento de un negocio sano y redituable para el país.

Sergio Quiroz es un hombre transparente, con ánimos de moralizar y humanizar los aspectos políticos del proceso evolucionador de la TV paga en Colombia. Confía en que las estrategias de negocios de los mismos empresarios son parte fundamental en la solución a muchos de los problemas actuales de esta industria.

La entrega de señales gratis con la esperanza de la publicidad

“Colombia tiene unos 4 millones de abonados; pero los zonales, los municipales mayores de 100.000 habitantes y los menores de 100.000 habitantes, reportan un millón de abonados. Ahora bien, tenemos en la TV comunitaria una gama de suscriptores que pagan US$ 2,50, a cambio de una serie de señales que en este momento son legales, y hay otras que están en investigación.” expresó Edgar Plazas, comisionado de la CNTV.

“Creo que la ley 182, que regularizó la televisión, surgió como una ley sana e importante, transparente, con las mejores intenciones de dar opción de ingreso a canales privados de televisión a escala zonal, sobre todo en la televisión abierta; y en la medida en que lograra sus cometidos, podía facilitar un plan de expansión para ir, poco a poco y en etapas, llegando a todo el territorio nacional. Desgraciadamente, la ley 335, que vino tres años después, la reformó, posibilitando así el ingreso de canales privados de televisión en el ámbito nacional. De esta forma, cambió el esquema zonal por el  nacional”.

Se tilda a la TV de este país de monopólica. ¿Qué responde usted?
Es un negocio monopólico, definitivamente. Nuestras normas en ese momento no contemplaron que pudiera darse; pero en vía de regular la competencia, la CNTV y la Superintendencia de Industrias adelantan dos investigaciones, por el monopolio y la competencia desleal de los dos canales privados (Canal Caracol y RCN). Pero tenemos dificultades porque se discute si le compete resolver a la CNTV o a la  Superintendencia dentro de la normativa jurídica. Entonces, todo ha quedado en manos del Concejo de Estado, organismo competente para definir en este caso de monopolio; y ver los casos con relación a la pauta publicitaria.

¿Cuál es la solución, más allá del tema jurídico?
Teniendo en cuenta los costos del operador público (operación, arrendamiento zonal e infraestructura), la CNTV ha rebajado las tarifas en los últimos tres años, y brinda oportunidad a menor costo de arrendamiento. Creíamos que esto favorecería la inversión en producto; pero la calidad sigue siendo pésima, ya que sabían que estaban perdiendo cuotas de mercado y, como concesionarios, no invirtieron en sus empresas. Los análisis por parte de la CNTV indican que muchos de estos concesionarios, aunque no se les cobrara nada, no subsistirán, porque no son industrias de televisión. Una solución es mirar si en la próxima licitación se pueda quedar un canal en Inravisión, la que no es indispensable que desparezca, y dar en arrendamiento un canal para renta de espacios, pero manejándolo como canal. Yo luché para que con la ley 335 se le diera a Inravisión una posibilidad de comercializar algún producto, y hoy Señal Colombia puede vender los eventos especiales de la misma manera que los concesionarios de espacios. Eso les dio por lo menos un pequeño oxígeno.

Sin embargo, lo ideal sería que, una vez ordenado el mercado, se considerase al negocio de la cultura y la educación como una industria, facilitando así la competencia entre el estado y el sector privado. Por otro lado, existe una propuesta para acabar a Inravisión. “La televisión es costosa, y el que quiera hacer buena televisión tiene que pagar. La TV en un estado capitalista es una televisión abierta a una competencia, hoy compiten la TV abierta y por suscripción y son pocos los operadores que van a quedar”.

La TV paga está despegando

Hoy Colombia cuenta con operadores por suscripción que están invirtiendo y cumpliendo con los objetivos que se fijaron en el momento de la licitación. Sin embargo, hay otros que tendrán que ser absorbidos. “No podemos seguir con un sistema, en la cual aparecen 110 sistemas de televisión paga en ciudades de 100.0000 o mayores de 100.000; que los zonales que son 8, y esos zonales también entran y compiten con el municipal de menos de 100.000 habitantes. Estos pequeños van a ser absorbidos, porque la calidad de los programas que ofrecen es menor que la del operador zonal,” expresa Edgar Plazas.

Lo cierto es que el mercado está logrando llegar a su nivel, imponiendo sus propias leyes, y hay quienes tendrán que vender sus usuarios a otros sistemas. “Advertimos que se presentará inevitablemente otro monopolio, porque el mercado no aguanta 300 empresas, todas al aire y con redes propias.”

La cultura de pagar por el servicio de TV nace hace sólo unos 3 ó 4 años, si bien está establecido en gran parte de los consumidores el hábito de pago, el reporte que nos dan a nosotros es menor al que realmente está puesto en el mercado, y por eso vamos a iniciar una gran cruzada de auditorías e investigaciones. Como dice el dicho: Hagámonos pasito, sincerémonos y sobre el número real de usuarios ya sistematizados, vamos a replantear y a fortalecer este negocio”.

La presión de producir 14 horas, como requisito a la TV comunitaria, hace que estos sistemas tengan que revisar su futuro. Las investigaciones de piratería avanzan, buscando soluciones. Pero por otro lado, los controles que ejerce la CNTV respecto a la publicidad, pone en jaque a muchos canales de cable. Le preguntamos a Edgar Plazas, sobre este particular y nos dice: “El caso de PSN y otras grandes empresas que llegan a muchos usuarios y que están dando la señal gratis al operador, lo hacen esperando que una base suscriptora de más de 5 millones de abonados sea atractiva para la publicidad. Pero aquí hay unas leyes a proteger; por ejemplo, un aviso de cerveza a las 3 de la tarde cuando los niños han regresado de la escuela, es algo que hay que controlar.”

Al margen de que la TV es una industria local, con leyes locales, y con inversiones locales que se deben proteger de los programadores o de toda empresa internacional, también sería muy interesante que se interpretara y se comprendiera el aspecto pan-regional y global del negocio. Evaluar los intereses de ambas partes y procurar redactar nuevas leyes, que faciliten los negocios de aquellas empresas locales que buscan progresar mediante acuerdos con empresas pan-regionales o globales. Esta es una necesidad imperiosa. Revisar la estructura política actual y evaluar los problemas comunes, ya no en un país, sino en una región que pide a gritos garantías, inversión y expansión, es apenas emprender un camino del que los mercados han venido rezagados.


 
 
 



 

 


Nota de Portada
::----------------------------------------------

Desea recibir por e-mail nuestras novedades ?

Nombre y Apellido

Empresa

Mail


::: World Summit Telenovela
::: Programación
::: Cine
::: Telenovelas
::: Animación
 :: Negocios
 :: Galería de Imagenes
 :: Tv Cable, Sateltial y Convergente
 :: Creadores-Escritores y Guionistas
 :: Mercado Hispano de EEUU
 
 

 

::: Sumario
::: Editorial
::: Nota de Portada
::: Programación
::: Eventos
::: Talentos y Networking
::: Resumen Semanal On-Line
 :: Publicidad
::: Ediciones Anteriores
::: Nuestros Lectores
::: Foros
::: Encuesta
::: Staff
::: Contáctenos
   
 
 
   
   

 

   
   
   
Condiciones de Uso