......
Contacto
     

Argentina:
El boom televisivo del Siglo XXI
Los programas que cosechan cifras millonarias y ratings con picos de hasta 40 puntos tienen nombres como Gran hermano, Expedición Robinson y El bar. Gran hermano marcó 45 por ciento de share. Para Expedición Robinson, el rating no ha retornado en ganancias, aunque alcanzó picos de 35 puntos.
Por: Marisel Seger y Laura Madrid

En el transcurso del año 2001, los ojos de productores, anunciantes y televidentes estuvieron atentos a un formato que fue en ascenso: los Reality shows. Con grandes equipos de producción y ratings que superaron los 30 puntos, los responsables de los canales de aire no dudaron en incluir este formato dentro la programación argentina.

Gran hermano, Expedición Robinson y El bar fueron los tres Reality shows que sacudieron la pantalla chica. Los formatos fueron comprados y adaptados para realizarlos en el país.

Tanto el costo para poner en pantalla este formato, como las ganancias, alcanzan cifras millonarias. En el caso de Gran hermano, los números superaron las expectativas: invirtieron alrededor de 8 millones de pesos y recaudaron 16, aproximadamente. Pero en cuanto a Expedición Robinson, las ganancias resultaron similares a los casi 2 millones de pesos invertidos. De todos modos, Promofilm, la empresa que lo produce, obtiene también su rédito: realizó el programa para España, Italia, Portugal y Colombia.

Pero además del éxito que generaron los reality show, también provocaron grandes polémicas. El productor de ficción Enrique Estevánez realizó un reality show con 16 actores. Esto originó un conflicto con la Asociación Argentina de Actores, donde se oponen a la participación de artistas en programas de estas características (ver recuadro).

El Gran Hermano

Este programa fue el Reality show más exitoso de Argentina. Emitido por Telefé, obtuvo durante los casi cuatro meses de su primera emisión picos de 40 puntos de rating y ganancias que superaron las expectativas de los directivos del canal.

Estas ganancias se basaban en los llamados de la gente para la votación y en las publicidades que, desde un principio, tuvo el programa. Es que, para los auspiciantes, el formato gustó desde el comienzo.

El equipo que hizo posible la realización de este programa estuvo conformado por 170 personas. Entre ellas, hay un grupo de sociólogos y psicólogos que siguen la emisión paso a paso. La producción comenzó a trabajar varios meses antes para llevar a cabo el casting y dejar la casa lista de acuerdo a las exigencias de la productora holandesa. Según el productor ejecutivo, Marcos Gorván, “hay ciertas reglas que son básicas como, por ejemplo, las condiciones de seguridad de la casa para los participantes y la producción, su construcción y la ubicación de las cámaras para filmar todo lo que pasa durante las 24 horas”. Para que esto se cumpla, un grupo de holandeses pertenecientes a la compañía dueña del formato arriban al país alrededor de 20 días antes  que comience el programa. El propósito  de estos  controladores es aprovechar también las buenas ideas que van surgiendo para ser incluidas en el formato. Vale mencionar que este formato ya fue realizado en 18 países antes que en Argentina.

Un solo programa en varios horarios

El programa se emitió de lunes a viernes en bloques de media hora en tres horarios diferentes, y los sábados de 20 a 0 horas. Su éxito quedó demostrado en la última emisión, donde mantuvo un promedio de 36.2 puntos de rating con picos de hasta 40 puntos. En el resto de las emisiones, el programa mantuvo un promedio de 24 puntos, 4 más de lo que apuntaban los directivos del canal.

El formato original está preparado para emitirlo media hora diaria y tres horas una vez por semana. Sin embargo, en Argentina se utilizaron 70 minutos de artística diarios. “Si se emitía sólo una vez por día, hubiese tenido más rating; pero al hacerlo tres veces subió todo el promedio de rating de Telefé. Junio de 2001 fue el mes de mayor puntaje del canal, desde la privatización de las emisoras hace 11 años: marcó 45 por ciento de share”, afirmó Gorván.

3ª edición de Expedición Robison. ¿Redituable o no?

El primer Reality show emitido en Argentina por canal de aire fue Expedición Robinson, en el que un grupo de personas sobrevive en una isla desierta de Panamá. Fue Canal 13 – Artear quien lanzó su primera y segunda emisión.

A pesar de que el programa recaudó una cifra similar a lo que se había invertido, el target de televidentes de Expedición Robinson favoreció al canal ya que eran personas de un nivel adquisitivo medio y alto. De todos modos, las ganancias sólo se generaban a partir de las publicidades ya que no había línea de votación.

El productor ejecutivo del programa, Luis Fernández, sostuvo que “aún no es un programa rentable en Argentina, no deja utilidades, se gana lo que se gasta”.

En cuanto al rating, la primera versión llegó a tener picos de 35 puntos. La segunda, fue en el horario de las 23, a diferencia de la primera que iba a las 22, donde hubo mayor rating. El promedio fue de 28 puntos con picos de 30.

A pesar de ser un Reality show, las cámaras de Robinson están prendidas durante 16 horas a diferencia de Gran Hermano y El Bar, donde no se apagan nunca. En ese lapso de tiempo, hay un equipo formado por un sonidista, un camarógrafo y un reportero que documentan lo que viven este grupo de personas sin tener contacto con ellos.

“Lo que distingue a Expedición Robinson de los demás Reality shows es que hay que adaptarse a la naturaleza, a las mareas, animales e insectos, lo que en una grabación de ficción no pasa. Además, el hecho de trabajar fuera del país implica un esfuerzo extra”, explicó Fernández. Los 60 integrantes de la producción comenzaron a trabajar tres meses antes en Buenos Aires y, 30 días antes de salir al aire, ya estaban trabajando en Panamá. Además, la realización del programa cuenta con un área de Logística, otra de Juegos, un grupo de reporteros, una psicóloga, un doctor y dos guardavidas que vigilan a los participantes durante la noche.

Según el productor ejecutivo del programa, “Robinson es muy fuerte para la gente que graba y para los participantes”.

Polemica: Estevánez versus Actores

La intención del productor Enrique Estevánez de realizar un Reality show con actores causó gran conmoción en la Asociación Argentina de Actores ya que los dirigentes y directivos de la entidad se oponen a que los artistas estén a disposición durante las 24 horas.

El programa consistió en que 16 actores convivan durante las 24 horas del día en una casa registrada por las cámaras. Pero el programa no se basó solo en convivir. Los artistas realizaron una tira diaria de una hora y también se emitían los ensayos de cada capítulo, además del tiempo libre.

Sin embargo, los dirigentes de la entidad que agrupa a los actores no estuvieron de acuerdo en que los artistas estén las 24 horas frente a la exposición de las cámaras. Según el gerente de Relaciones Gremiales de la Asociación de Actores, Horacio Cacciabue, “en pro de la salud y dignidad del trabajo intentamos que haya límites, por lo que creemos que no se deben superar las 12 horas, ni estar 24 horas a disponibilidad”.

La postura de los dirigentes fue planteada en diversas reuniones con el productor: “Intentamos buscar otras alternativas, como por ejemplo, la rotación de actores, pero Estevánez nos dijo que era imposible”, sostuvo Cacciabue.

En el último año donde los Reality shows resultaron ser un suceso, se suscitaron algunas críticas por parte de actores que no veían con buenos ojos estos programas, al argumentar que les quitaba el trabajo a los artistas.

Según el productor ejecutivo de Gran hermano, Marcos Gorván, este Reality show “no es contradictorio con la ficción porque este año Telefé tuvo un 25 por ciento más de ficción que el año pasado. No es que los Reality show les quita trabajo a los actores porque, en Telefé, trabajan más que antes”. Además, Gorván disparó: “yo no sé quien dijo que los actores tienen prioridad de trabajo antes que las personas que integran una producción. Me parece una falsa dicotomía”.

Por su parte, el productor ejecutivo de Expedición Robinson, Luis Fernández, manifestó que el Reality show “es una moda que se instaló en el mundo. Hay una tendencia de los actores a considerarlo un genero menor; pero es un formato distinto que no les quita trabajo, sino que se lo da a equipos de producción con mucha gente. A los actores no les gusta, sin embargo, este formato tiene buen rating y, por lo tanto, la gente lo sigue”.

Maricel Seeger

El Bar

El bar fue producido por Cuatro Cabezas y emitido por América. Doce personas –seis hombres y seis mujeres- desconocidas entre sí, intentan poner en condiciones un bar y hacerse cargo de él durante 12 semanas para que el ganador se premie 100 mil pesos/patacones. Los participantes tienen que convivir en un departamento lindero al bar, que cuenta con dos dormitorios, una cocina, un sector de estar y un confesionario, en donde los concursantes deberán hablarle en soledad a la cámara.

Los participantes son registrados durante las 24 horas con 25 cámaras robotizadas, instaladas en el bar y en el departamento, 50 micrófonos de alta fidelidad, 8 AVID y 45 técnicos. El bar es un producto sueco que debutó en TV3 Sweden en abril de 2000 y rápidamente se convirtió en un éxito. El programa fue número uno en el target de 15 a 34 años con un promedio de share de 32%. En Argentina, tuvo un rating promedio de seis puntos con picos de ocho y diez puntos. A pesar de que fue el único programa que le ganó a Gran hermano en Suecia y Noruega, en Argentina no corrió con la misma suerte.

El bar es el único Reality show en donde se tiene contacto con el exterior combinando encierro y ocio con trabajo. 

El programa presentó diariamente un compacto con los momentos más trascendentes de la jornada y cada viernes, en una emisión en vivo conducida por Andy Kusnetzoff, se llevó a  cabo la eliminación semanal, en la que uno de los participantes quedaba afuera.

Respecto de la producción, la realización del programa está integrada por 90 personas, entre encargados de castings, editores, reporteros, personal técnico y de seguridad, productores, coordinadores, ejecutivos, psicólogos, sociólogos y creativos. 

Sobre el cielorraso del bar se montaron los equipos de iluminación y las cámaras para captar cada momento. Para hacer las tomas más detalladas, se instalaron dos plataformas a 1,50 de altura. También contó con una edición continua las 24 horas y un sitio propio de Internet.

Segundas ediciones con modificaciones

Para sostener el boom de los Reality show en la segunda edición, las producciones realizaron cambios a la primera versión del programa. En el caso de Expedición Robinson, se redujeron y mejoraron los juegos para que sean de resolución rápida y no aburra al espectador.
Por su parte, en Gran hermano se renovó el aspecto de la casa y se modificó el sistema de nominaciones ya que en la segunda edición se le dio más participación al público.

Lo mismo ocurrió con El Bar, que en principio los participantes formaron dos grupos (naranja y verde) y las votaciones se realizaron por grupos.

 
 
 



 

 


Nota de Portada
::--------------------------------------------------

Desea recibir por e-mail nuestras novedades ?

Nombre y Apellido

Empresa

Mail


::: World Summit Telenovela
::: Programación
::: Cine
::: Telenovelas
::: Animación
 :: Negocios
 :: Galería de Imagenes
 :: Tv Cable, Sateltial y Convergente
 :: Creadores-Escritores y Guionistas
 :: Mercado Hispano de EEUU
 
 

 

::: Sumario
::: Editorial
::: Nota de Portada
::: Programación
::: Eventos
::: Talentos y Networking
::: Resumen Semanal On-Line
 :: Publicidad
::: Ediciones Anteriores
::: Nuestros Lectores
::: Foros
::: Encuesta
::: Staff
::: Contáctenos
   
 
 
   
   

 

   
   
   
Condiciones de Uso