......
Contacto
     
Colombia
Imperio del rating Las Telenovelas
La TV colombiana tiene una excelente reputación en el mercado internacional. Especialmente por la calidad de su producción dramatizada, que se ha puesto a la cabeza de las mejores del continente. Pero una cosa es la producción de programas y otra, la parrilla de programación, la cual es el Talón de Aquiles de la televisión colombiana, por la escasa diversidad y el poco pluralismo
Por: Por Germán Yances

Los canales privados RCN y Caracol, por ejemplo, que concentran más del 80% de la audiencia, están programados básicamente con telenovelas y series dramatizadas. Igualmente, controlan gran parte de la información periodística que reciben los colombianos.

Patricio Wills

El Canal RCN transmite 13 telenovelas diarias, cuatro de ellas en el primetime. La más exitosa es Francisco el matemático, un dramatizado de corte formativo, hecho por encargo de una entidad gubernamental, diseñado para un número cerrado de capítulos. Pero debido al éxito de audiencia, se decidió transformarla en telenovela diaria de media hora y posteriormente de una hora, manteniendo en buena parte el propósito original.

Esta es una telenovela abierta, que echa una mirada al mundo de los adolescentes en el ámbito escolar, en sus relaciones de grupo y con los adultos. Desarrolla en paralelo varias historias, las cuales avanzan en tiempos distintos.

Además de Francisco el matemático, RCN transmite en el prime otros títulos, como Pobre Pablo, El inútil e Isabel me la veló.

Julio Jiménez

Amantes del Desierto a la cabeza del rating

Por su parte el Canal Caracol transmite siete telenovelas diarias, cuatro de ellas en el primetime: Amor a mil, Pedro el escamoso, Luzbel está de visita y Amantes del desierto. La más exitosa es Amantes del desierto, que a pesar de ser un remake, es hoy por hoy el programa de mayor rating en Colombia. No obstante, la telenovela que mueve opinión es Pedro el escamoso.

Al respecto, Patricio Wills, presidente de RTI, la productora de Amantes del desierto y Luzbel está de visita afirma: "Son novelas tradicionales. Nunca fue nuestra idea hacer telenovela de ruptura, porque esos son experimentos económicamente muy riesgosos, con los que se obtienen triunfos absolutos o fracasos también absolutos. No hay punto medio".

Julio Jiménez, el autor de ambos títulos, es sin duda el libretista de mayor éxito y tradición en la historia de la televisión colombiana. Él dice: "Amantes del desierto es una versión de Un largo camino, telenovela que escribí en 1979. Yo simplemente vendí el libreto y quienes la están haciendo hoy, tomaron el esqueleto y la rescribieron".

El estilo de Julio Jiménez es inconfundible en Colombia. En sus historias, él maneja el suspenso y la aventura, y también el humor; pero no como un todo, como se hace en la actualidad, sino a través uno de sus personajes.

Sobre el éxito que están teniendo sus dos telenovelas al aire, que rompen la tendencia que se había impuesto en los últimos años, Julio dice que "tal vez el público está saturado de la telenovela-comedia y está buscando otro tipo de historias. Lo bueno es que haya de todo y para todos".

¿Quiénes marcan el rating?

Es un hecho que las telenovelas mandan la parada en la televisión colombiana. De los 20 programas más sintonizados en la semana del 30 de noviembre al 6 de diciembre, 9 son de ese género. Y el 75% de la franja prime de los canales privados colombianos, está ocupado por estas producciones. O sea, por ocho telenovelas, las cuales todas son nacionales.

El desarrollo de la telenovela en Colombia, en especial desde el punto de vista temático y de narrativas, es el resultado de políticas de Estado aplicadas a largo plazo. Desde su fundación, la ley le exige a la televisión transmitir un mínimo del 60% en promedio de programas nacionales. Una cuota tan alta estimuló el montaje de muchos estudios y productoras.

Y adicionalmente, durante más de una década, en los años 70 y 80, la legislación condicionaba la transmisión de telenovelas extranjeras a que éstas estuvieran basadas en reconocidas obras de la Literatura universal o latinoamericana. Esta restricción, que sería inadmisible hoy, actuó entonces como filtro de calidad. El país compraba y producía telenovelas basadas en obras de escritores latinoamericanos, como Benedetti, Vargas Llosa, García Márquez; de autores rusos, como Dostoievsky y Tolstoi, y europeos como Balzac y Bronte, entre muchos otros.

Esta política produjo resultados en dos sentidos. De una parte, le concedió un período de gracia a los productores colombianos para que experimentaran con el género, minimizando los riesgos. Gracias a eso nacieron la telenovela costumbrista, la de humor, la de suspenso y la de aventuras, en contraste con la telenovela rosa y el culebrón que se imponía en todo el continente.

Y de otra parte, se cualificó en algo la audiencia y se elevó el nivel de exigencia del público.

Ese imperio de las telenovelas es interrumpido ocasionalmente por un puñado de producciones de otros géneros, como el concurso Quién quiere ser millonario, el Reality show Expedición Robinson, un programa de variedades como Sábados felices y de cámara escondida como También caerás.


LOS REALITY SHOW
¿Superan el rating de las telenovelas?

Los Reality shows son hoy la gran novedad en Colombia, a raíz de que Canal Caracol adquirió los derechos de Survivor y realizó la versión nacional: Expedición Robinson. Esta producción fue hecha con la productora Teleset, con técnicos y logística argentina. Para esto, el canal contactó al equipo que produjo el mismo programa en Venezuela. Expedición Robinson fue grabado en una isla cerca de Panamá. Y desde un principio, se colocó en el ranking de los diez programas con mayor audiencia en los meses de octubre, noviembre y comienzos de diciembre. El capítulo final ocupó el primer lugar, por encima de las telenovelas, con 40.5 puntos de rating.

Para hacer una mejor comercialización de Expedición Robinson, los productores colombianos crearon una serie de programas alrededor de éste, fue el caso de El diario de Robinson, que igualmente obtuvo una excelente audiencia, con un promedio de 22 puntos.

Aunque Expedición Robinson fue el primer Reality show colombiano, antes se habían transmitido enlatados de ese género, pero sin que impactaran la opinión. Expedición Robinson produjo polémicas y muchos columnistas de prensa creyeron encontrar similitudes entre el comportamiento de los concursantes, que luchaban por la supervivencia y por un premio de 180 mil dólares, con los prototipos del hombre colombiano.

Como una variante de este género, Canal RCN hasta hace poco transmitió el programa Real TV, que presentaba accidentes, robos y toda clase de situaciones donde estuviera en peligro la vida. El programa tuvo una audiencia promedio de 12 puntos en franjas distintas del primetime, y era producido por Vista Producciones, empresa que actualmente, en ese mismo concepto de real life, realiza para RCN Los elegidos, un programa que provoca una realidad en la que juegan tres presentadores y distintas personas escogidas en la  calle. La promesa es cumplirles un sueño, en una mezcla de cámara escondida y crónica de viajes. Los elegidos lleva cuatro ediciones al aire y tiene un rating promedio de 15 puntos.

 
 
 



 

 


Nota de Portada
::--------------------------------------------------

Desea recibir por e-mail nuestras novedades ?

Nombre y Apellido

Empresa

Mail


::: World Summit Telenovela
::: Programación
::: Cine
::: Telenovelas
::: Animación
 :: Negocios
 :: Galería de Imagenes
 :: Tv Cable, Sateltial y Convergente
 :: Creadores-Escritores y Guionistas
 :: Mercado Hispano de EEUU
 
 

 

::: Sumario
::: Editorial
::: Nota de Portada
::: Programación
::: Eventos
::: Talentos y Networking
::: Resumen Semanal On-Line
 :: Publicidad
::: Ediciones Anteriores
::: Nuestros Lectores
::: Foros
::: Encuesta
::: Staff
::: Contáctenos
   
 
 
   
   

 

   
   
   
Condiciones de Uso