......
Contacto
     
Ampliar imagen  
 
“Reaccionar en función de lo que produce otro es una equivocación”, enmarca el productor responsable de evaluar todos los proyectos de Televisa.
“Reacting depending on another’s production is a mistake,” highlights the producer who is responsible for assessing all Televisa projects.

“Todos pueden hacer pasteles, la clave es quien los hace mejor”. Así explica Mejía la razón por la cual en Televisa la competencia empieza puertas adentro y es también la razón por la cual cada producción tiene una impronta de gran calidad con distintos tonos y matices. También la frase la usa como anillo al dedo, en el sentido de que “en el mundo se producen más de 50 telenovelas por día, la cuestión es quién las hace mejor”, dispara.
Catalogado como una estrella de la producción de telenovelas, Mejía se hizo al lado del legendario y exitoso Valentín Pimsteim a mitad de los 90’s, y fue en 1999 cuando se lanzó al ruedo con La usurpadora (Gabriela Spanic, Fernando Colunga y la argentina Libertad Lamarque).
Es pionero de la nueva administración que inició en el ’97 Emilio Azcárraga Jean para renovar el área dramática, con lo que Mejía ha cumplido satisfactoriamente: “La principal instrucción del señor Azcárraga Jean fue que teníamos que mantenernos como líderes en la producción de telenovelas, echando mano de nuestra experiencia de 40 años, mejorando en todos los sentidos y tomando en cuenta las nuevas exigencias del mercado”.
Es en esta etapa de Televisa cuando Mejía concreta varios de sus más importantes éxitos y se convierte en la cabeza que analiza y pone en marcha los proyectos dramáticos de la compañía.
Las producciones actuales están diseñadas bajo otro tipo de formato, alineadas para horarios, targets, mercados y bajo diversos parámetros. “Tuvimos que ir sorteando los obstáculos y, por suerte, lo hemos logrado”, dice satisfecho, y destaca que Televisa supo reinventarse y rediseñar la línea determinante de sus historias a lo largo de esta década.

Fuego en la sangre
 

“Las cenicientas que en otros tiempos eran el ancla para las audiencias, hoy no son más que un recuerdo. Las audiencias cambiaron. La mujer asume distintos roles y tiene otros intereses”, dice, y afirma que han evolucionado en su manera de contar las historias para sorprender a los televidentes, “pero eso sí, sin transgredir el género”. El productor de Fuego en la sangre y de otros grandes éxitos, tiene ahora un as debajo de la manga: la adaptación de Corazón salvaje. “Una historia con una protagonista de mucha fuerza, una heroína real que se enfrenta a lo que sea con tal de salir adelante, de ayudar a sus allegados, a la gente pobre y al pueblo”. Es otra de sus arriesgadas apuestas.

“Everybody can make cakes, the key is who makes them better.” This is how Mejía explains the reason why in Televisa the competition starts indoors, and why each production comes with a high quality stamp with different shades and nuances. He also uses the phrase to suit down to the ground, in the sense that “in the world, more than 50 telenovelas are produced per day. The question is who makes them better,” he remarks.
Considered to be a star of telenovela production, Mejía learnt a lot in the mid-90’s beside the legendary and successful Valentin Pimsteim, and in 1999 embarked on La Usurpadora (Gabriela Spanic, Fernando Colunga, and the Argentinian Libertad Lamarque).
He is a pioneer of the new administration that Emilio Azcarraga began in ‘97 to renew the drama area, which has been satisfactorily accomplished by Mejía. “Mr. Azcarraga Jean’s main instruction was to keep a leading position in telenovela production taking advantage of 40 years of experience, improving all aspects, and considering the market’s new demands.”
It is at this stage in Televisa’s life that Mejía accomplishes several of his big successes and becomes the head that analyzes and carries out the company’s drama projects.
Current productions are designed under a different format, in line for slots, targets, markets, and under a wide range of parameters. “We had to overcome obstacles, and fortunately, we did it well,” says satisfied, and emphasizes that Televisa has been able to reinvent itself and redesign the decisive line of its stories throughout this decade.
“Those Cinderellas that used to be the catch for audiences in former times, are nothing but a memory today. Audiences have changed. Women assume different roles and have other interests,” he says and claims that the way in which stories are told have evolved to surprise viewers, “but of course without going against the genre.” The producer of Fuego en la sangre and other great hits, now has an ace under his sleeve: the adaptation of Corazón salvaje. “A story with a very strong main female character, a real heroine who faces what is necessary in order to go ahead and help her close friends, the poor and the people.” This is another of his risky ventures.

 
 



 

 


Los productores innovadores
:: ----------------------------------

Desea recibir por e-mail nuestras novedades ?

Nombre y Apellido

Empresa

Mail


::: World Summit Telenovela
::: Programación
::: Cine
::: Telenovelas
::: Animación
 :: Negocios
 :: Galería de Imagenes
 :: Tv Cable, Sateltial y Convergente
 :: Creadores-Escritores y Guionistas
 :: Mercado Hispano de EEUU
 
 

 

::: Sumario
::: Editorial
::: Nota de Portada
::: Programación
::: Eventos
::: Otras secciones
::: Resumen Semanal On-Line
 :: Publicidad
::: Ediciones Anteriores
::: Nuestros Lectores
::: Foros
::: Encuesta
::: Staff
::: Contáctenos
   
 
 
   
   

 

   
   
   
Condiciones de Uso