......
Contacto
     

Hasta que la plata nos separe / Pura sangre
Ampliar imagen Ampliar imagen

Un nuevo paradigma se dió en 1998, cuando el Gobierno otorgó las primeras licencias para la operación de los canales privados RCN y Caracol, que ejercían como programadoras, así como para la operación de la TV por suscripción, para la cual otorgó 115 licencias en todo el país. Así tuvo lugar el crecimiento de las productoras que debieron abastecer a estos dos canales, y productoras independientes como Telecolombia, Teleset, Vista Producciones, Televideo, Colombiana de TV y Tele Colombia, entre otras, se consolidaron y fueron creciendo gracias al respaldo de Caracol y RCN. La incursión de nuevos formatos en el 2001 desató la creatividad. Canal Caracol impuso realities como: Expedición Robinson, Pop Stars y Gran hermano. Además, las series renacieron debido a que la telenovela había impedido esa consolidación por varias décadas. La saga, Sin tetas no hay paraíso y El cartel, entre otras, se impusieron.
Consecuencias positivas y negativas
Una de las consecuencias negativas es la debilitación de los canales 1 y A, hasta el punto que este último pasó de nuevo a control del Gobierno convirtiéndose en un canal institucional, pues para el año 2000 muchas programadoras debieron retirar sus espacios, como Tevecine, Televideo, Coestrellas, Alejandro Munevar TV, Producciones Punch y Producciones JES, entre otras.
Si bien en el Canal 1, subsisten algunas programadoras independientes como Jorge Barón, CM&, NTC y Sportsat, el canal continúa muy por debajo de los índices de audiencia de los privados, con lo cual estas empresas no pueden competir en géneros como la ficción y el entretenimiento y se han dedicado más al género informativo, los deportes y programas musicales.
Otro punto en desventaja, según varios entrevistados, es que la privatización ha limitado la oferta de géneros impidiendo un mayor rating. “Se han quedado por fuera géneros como la opinión, el documental, los concursos y musicales, con lo cual la audiencia tiene una programación de mayor calidad, pero menos variada”, dijo Eduardo Escobar de Centauro.
De locales a jugadores internacionales: ventas en todo el mundo
En esta década se aumentó la producción de contenido y su exportación. En el año 1999 se producía un promedio de 1000 horas al año, con lo cual sólo se podía ofrecer al mundo cuatro o, máximo, cinco novelas. Hoy, en 2009, se calcula que esa cifra se ha triplicado si se tiene en cuenta que tanto RCN, como Caracol están en un promedio de 900 horas de producción anuales. Cada una, y sus productoras satélite como Fox-tele Colombia, Teleset y Vista Producciones, están alrededor de las 300 horas. La oferta en total del país hoy es de unas 12 producciones por año, lo que facilita la competencia en el mercado internacional.
Alianzas estrategicas
RTI-Telemundo es la llave para desatar la producción internacional. Su presidente, Patricio Wills, estableció una fuerte alianza con Telemundo y convirtió a RTI en el primer gran centro de producción de novelas para el mercado latino de los Estados Unidos. Hoy es la productora no sólo con más éxitos internacionales, sino la más a eficiente en el número de horas producidas al año. Vista Producciones se adelantó también y logró cerrar importantes alianzas trayendo al país los formatos Extreme make over, Mujeres asesinas y Amas de casa desesperadas, emitidos por el canal RCN. Su más importante aliado extranjero es el canal Disney Media Networks Latin America. Para este año, uno de sus principales acuerdos es la producción para RCN de las versiones para Colombia de series como Grey’s anatomy y Brothers & sisters, siguiendo los formatos y guiones originales producidas en Estados Unidos por los estudios ABC.
Inversion extranjera
Compra del 51% de la productora Tele Colombia, por parte del canal internacional Fox, para convertirla en Fox Telecolombia en el año 2007.
Compra del 50% de Telset, por el canal internacional Sony, en febrero de este año.
Transformacion del canal cultural Señal Colombia
Por muchos años fue una señal estructurada para cumplir su función educativa y cultural, con la típica programación “ladrillo”. En los últimos dos años, bajo la dirección de la periodista Katty Osorio en la Gerencia y de Andrés Nieto en la Subgerencia, Señal Colombia se transformó en un canal que desea competir abiertamente con los canales privados con una programación distinta, pero muy atractiva especialmente para las audiencias infantil y juvenil, aunque hay contenidos también para todos los públicos, como el cubrimiento de eventos deportivos y musicales de gran envergadura. El canal se transformó tanto en imagen como en contenido.

A new model started in 1998, when the Government granted the first licenses for operation of the private channels RCN and CARACOL, which had been working as programmers, and also those for pay-TV operation, with 115 licenses given in the entire country. Thus, by supplying these two channels, production companies grew, and independent production companies such as Telecolombia, Teleset, Vista Producciones, Televideo, Colombiana de TV and Tele Colombia, among others, consolidated and thrived thanks to the support of Caracol and RCN. The appearance of new formats in 2001 brought about creativity. Caracol channel established reality shows such as Expedición Robinson, Pop Stars and Gran hermano. Besides, series came back to life after telenovelas had prevented their consolidation for many decades: La saga, Sin tetas no hay paraíso, El cartel, among others, were the top-rated ones.
Positive and negative consequences
The flipside was the weakening of channels 1 and A, to the extent that the latter has gone back to State control becoming an institutional channel, since in 2000 many programmers had to remove their slots: Tevecine, Televideo, Coestrellas, Alejanadro Munevar TV, Producciones Punch, Producciones JES, among others.
Though in Channel 1 some independent programmers such as Jorge Barón, CM&, NTC and Sportsat survive, the number of viewers is far below that of private channels, which means these companies cannot compete in fiction and entertainment, devoting then their work to the news, sports, and musical genres.
A further drawback, according to several interviewees, is that privatization has limited genre offer, preventing higher ratings. “Genres such as opinion, documentaries, contests and music shows have been left out, so the audience has higher quality in their programming but fewer options,” affirmed Eduardo Escobar of Centauro.
From local to international players: sales around the world
In this decade, content production and exportation has grown. In 1999 the average was 1000 hours a year, being able to offer the world four or five telenovelas. Today, in 2009, the figure is estimated to be three times as high, considering that both RCN and Caracol produce an average of 900 yearly hours.
Each of these channels and their satellite production companies such as Fox-tele Colombia, Teleset and Vista Producciones, average some 300 hours. Altogether, the country’s offer is 12 productions approximately per year, facilitating competition in the international marketplace.
Strategic alliances
RTI-Telemundo is the key to international production. Their President, Patricio Wills, established a strong alliance with Telemundo and changed RTI into the first great center of telenovela production for the Latin American market in the U.S. Today it is the production company that counts with more international favorites as well as being the most efficient one in terms of number of hours yearly produced. Vista Producciones also took the lead and made important alliances bringing the formats Extreme Make Over, Mujeres asesinas and Amas de casa desesperadas to the country, aired on RCN. Their most notable foreign allied is Disney Media Networks Latin America. For the present year, one of their most important businesses with RCN is the production for Colombia of series such as Grey’s anatomy and Brothers & sisters, following original formats and scripts produced in the U.S. by ABC studios.
Foreign investment
In 2007, international Fox Channel bought 51% of production company Tele Colombia, changing it into Fox Telecolombia. Also, Sony International bought 50% of Telset in February this year.
Change in cultural channel Señal Colombiana
For many years, the channel’s structure was designed to accomplish an educational and cultural function with the typical “brick programming”. In the last two years, under the direction of journalist Katty Osorio in Management and Andrés Nieto as Assistant Manager, Señal Colombia changed into a channel willing to openly compete against private channels by means of differentiated programming, specially appealing to children and youth audiences, though with contents for all ages such as coverage of sports events and highly important musicals. The channel has completely changed both image and content.


  Yo soy Betty la fea
Producto que rompió todos los récords de audiencia.
Fue vendido en 103 países, hasta hoy. Pero no solo se vendió la lata, también el formato, en 53 países a la fecha. Es un producto tan exitoso que todos —creador, productores, compradores y televidentes— le han sabido sacar el jugo a tan apetitosa fruta.
A product that has broken audience records.
Sold into 103 countries to this date. Not only as canned product but also as format, to 53 countries so far. It is such a successful product that everybody —creator, producers, purchasers, and viewers— has made the most of it.



 
 



 

 


Informes regionales
:: -------------------------------------------

Desea recibir por e-mail nuestras novedades ?

Nombre y Apellido

Empresa

Mail


::: World Summit Telenovela
::: Programación
::: Cine
::: Telenovelas
::: Animación
 :: Negocios
 :: Galería de Imagenes
 :: Tv Cable, Sateltial y Convergente
 :: Creadores-Escritores y Guionistas
 :: Mercado Hispano de EEUU
 
 

 

::: Sumario
::: Editorial
::: Nota de Portada
::: Programación
::: Eventos
::: Otras secciones
::: Resumen Semanal On-Line
 :: Publicidad
::: Ediciones Anteriores
::: Nuestros Lectores
::: Foros
::: Encuesta
::: Staff
::: Contáctenos
   
 
 
   
   

 

   
   
   
Condiciones de Uso