......
Contacto
     
 El negocio de la TV hispana de EE.UU.

“Una televisión más arriesgada, que no se quedara en una repetidora de Televisa de México, que prestara un servicio a la comunidad y que desarrollara producción propia” fue el sueño y el aporte del chileno Joaquín Blaya a la televisión hispana de este país.

Joaquín Blaya: Contenidos propios e iniciativas independientes
La raíz del negocio

La TV hispana, como se conoce hoy, no habría sido la misma sin la orientación y liderazgo de tres visionarios clave: Rene Anselmo, Emilio Azcárraga Milmo y Joaquín Blaya. Juntos desarrollaron un mercado propio y abrieron el camino para que los iberoamericanos en Estados Unidos tuvieran una televisión propia, hablada en español y con una programación orientada y creada para suplir sus necesidades y sus gustos. TVMAS tuvo una entrevista exclusiva con Joaquín Blaya, el chileno que logró construir una reconocida carrera en las comunicaciones en español en un recorrido que lo llevó a ser la
cabeza de Univision y de Telemundo, fundar Radio Única y convertirse en miembro del BBG (Broadcasting Boards of Governors) de los Estados Unidos, posición que ocupa hoy.

 

Joaquín Blaya
Ampliar imagen  
 

Cuando Joaquín Blaya fue trasladado a Miami en 1972 por su jefe en ese momento: Rene
Anselmo, visionario italo-americano considerado el padre de la televisión en español en los Estados Unidos, y que con la ayuda del magnate mexicano
Emilio Azcarraga Milmo a comienzos de los años 60 fueron fundadores de Spanish Internacional Network (SIN),
tenia el presentimiento de que ese negocio pequeño, con muchas dificultades y poco rentable, se convertiría en una industria en constante crecimiento, que el año pasado le dejó a Univision ganancias por cerca de 800 millones de dólares.
“Mi misión era hacer de un canal
con escasos recursos una operación rentable”, explica, dejando en claro que todo fue

posible con el arduo trabajo de una larga lista de gente que lo
respaldó. “Gracias a un mercado hispano en auge, ávido de noticias y entretenimiento en su propio idioma, pudimos lograrlo”. Años más tarde, convertido en presidente de Univision, con sus oficinas centrales que él trasladó a Miami, supo que fue la mejor decisión. “Hoy Miami es la meca de la televisión hispana”, dice complacido.

 Factores decisivos. Lo de siempre: costos. Miami representaba costos menores en la operación y mejores precios asociados con las remuneraciones. “Renové radicalmente la programación para que reflejara mejor la realidad de los hispanos y relanzamos El show de
don Francisco, estableciendo su producción en Miami”, cuenta uno de los
grandes pilares de la industria. La “Era de Oro” de Univision comenzó con el relanzamiento de este programa, el de mayor permanencia en el aire. “En los últimos años la televisión hispana no se ha desarrollado como tendría que haber sucedido”, afirma Blaya, y es en referencia
a la observación de los expertos que atribuyen un escaso aprovechamiento de la producción propia. Blaya opina que se debió continuar con la exploración de nuevos productos y formatos.“Creamos El show de Cristina con Cristina Saralegui y hoy me siento orgulloso
de decir que esta estrella de origen cubano y criada en Miami es
considerada una de las latinas con mayor influencia del país”.

El show de Cristina
Ampliar imagen  
 

“Ofrecimos oportunidades
concretas”

Productores independientes y probar producto tal como lo hacen las cadenas norteamericanas era y sigue siendo la fórmula. “Lanzamos Noticiasy Más, luego llamado Primer Impacto. Creamos el primer show de entrega de
premios musicales latinos: Premio Lo Nuestro a la Música Latina, que comenzó como el Premio Billboard Lo Nuestro y que finalmente se independizó como marca propia. También lanzamos Nuestra Belleza, el show de la elección de Miss Estados Unidos Hispano, que se convirtió en un evento anual. Y luego, por supuesto, estaban
nuestras telenovelas de una hora, que hasta el día de hoy continúan siendo un producto principal en la televisión de habla hispana”, dice

con la satisfacción de haber liderado batallas, de las cuales algunas le dejaron flechas en el cuerpo, como él mismo dice: “Intentamos cautivar
a las audiencias infantiles, sin éxito, debido a los procesos de aculturamiento de los niños recién llegados y de los de origen norteamericano”.

 Los mayores aportes de Blaya. “Destacar la idiosincrasia y traer ‘el olor latino’ en los noticieros, los festivales y los programas que reflejan la cultura hispana”. Y en este sentido, hay una reclamación del público que se cansa y quiere ver nuevas propuestas en una pantalla que en los últimos 15 años no ha impuesto nuevos éxitos. Otro aporte
fundamental fue el de ir cambiando el rumbo de la política nacional en búsqueda de un camino propio para los hispanos. “El Canal 23, que pertenece hoy a Univision, es la raíz histórica, y su importancia está en que todos los días se acercaba a la comunidad local para motivarla a dar pasos hacia la ciudadanía, y realizamos desde los noticieros
y los informativos arduas campañas para una mejor compresión de los
asuntos políticos en los que había que participar”. Hoy podemos ver cómo el voto hispano es decisivo en las contiendas políticas de
Estados Unidos.


Sábados Gigantes

  Un rol más activo en el servicio público
. “Una televisión que supla el vacío social que hay en la pantalla, con información específica para una audiencia que realmente lo necesita y que, además, puede transformarse en un negocio rentable”, explica. Al respecto puso como
ejemplo la labor que algunos canales locales independientes vienen ejerciendo en el país en la creación de identidad hispana,“El extraordinario trabajo de América TeVe del argentino Omar Romay, que transmite su programación en el canal 41 de Miami, es admirable. Es un trabajo arduo, cuesta arriba, similar al de Liberman Broadcasting, propiedad de José y Lenard Liberman, quienes desde 1987 llegan a los hogares de los hispanos en California y en gran parte de Texas, rompiendo records”. Blaya señaló que aunque estos canales no producen la calidad de televisión que realizan las cadenas grandes, “el mercado se los perdona porque lo que traen es el elemento con el olor y el sabor local”.

La publicidad, una piedra en el zapato. “Tuvimos que explorar la integración de producto”
Y es que la publicidad, sin lugar a dudas, se convirtió en la gasolina
que prendió los motores de la industria, y los anunciantes que no existían comenzaron a invertir, y así la televisión empezó a recibir sus primeros frutos. “Los primero pasos los dimos en Sábados Gigantes, hoy
estos procesos se han sofisticado”, destaca, “pero la gente tenía que cantar los jingles de los productos. Incluíamos el producto y poníamos al público que asistía al programa, a las modelos y a Don Francisco a cantar los comerciales, y les fascinaba”, rememora Blaya. Fue así como Univision empezaba a despertar el interés de los anunciantes al punto que no solamente vivía del producto de Televisa, sino que dieron comienzo a subsidiar producciones en Argentina con Raúl Lecuona, en Venezuela con Radio Caracas Televisión y más tarde producciones en Colombia.
“Univision era el comprador número uno del mundo para sus productos, y para Televisa también representó un gran puente porque
había un apoyo económico fuerte”, subraya. “No olvidemos que lo que
contiene al medio hispano es ese constante río de inmigración y no
importa el ruido que hagan o los muros que levanten y hasta tanques
en la frontera: los inmigrantes seguirán llegando y seguirán
creciendo”, pronostica.
Éste es un resumen de la entrevista con Joaquin Blaya, el hombre que contribuyó a fortalecer una cadena que era mexicana en los Estados
Unidos y la transformó en una cadena norteamericana con programación mixta: lata y producción local, totalmente en español.

Biografía de uno de los fundadores y desarrollador de la televisión hispana en
Estados Unidos

Joaquín Blaya nació en Chile y es una de las personas más reconocidas y queridas de la televisión hispana en Estados Unidos.
En 1970 ingresó a formar parte de la compañía SIN (Spanish International Network), que años después se convertiría en Univision y de la cual fue su Presidente. De 1992 a 1998 se desempeñó como Presidente de Telemundo, cadena a la que le dio un giro dramático, contribuyendo a la consolidación de los noticieros
y a la exploración de producción propia. En 1998 creó Radio Única, la cadena radial hispana más importante de Estados Unidos. En octubre del año pasado, el presidente George W. Bush postuló a Joaquín para ser miembro de la BBG (Broadcasting Board of Governors),
consejo presidencial en donde comparte funciones con James K. Glassman, Blanquita Walsh Cullum, Steven J.Simmons, Edward Kaufman, D. JeffreyHirschberg y con la Secretaria de Estado,
Condolezza Rice, quienes manejan las operaciones de información de Estados Unidos: La Voz de América, Radio FreeEurope/Radio Liberty, Radio Free Asia, Radio y TV Marti, y Radio Farda, Radio
Sawa y Ahurra en Medio Oriente.



 
 



 

 


Entrevista Exclusiva
:: --------------------------------------------

Desea recibir por e-mail nuestras novedades ?

Nombre y Apellido

Empresa

Mail


::: World Summit Telenovela
::: Programación
::: Cine
::: Telenovelas
::: Animación
 :: Negocios
 :: Galería de Imagenes
 :: Tv Cable, Sateltial y Convergente
 :: Creadores-Escritores y Guionistas
 :: Mercado Hispano de EEUU
 
 

 

::: Sumario
::: Editorial
::: Nota de Portada
::: Programación
::: Eventos
::: Talentos y Networking
::: Resumen Semanal On-Line
 :: Publicidad
::: Ediciones Anteriores
::: Nuestros Lectores
::: Foros
::: Encuesta
::: Staff
::: Contáctenos
   
 
 
   
   

 

   
   
   
Condiciones de Uso