......
Contacto
     
Colombia:
Niños con ojos de adultos

Por: Carlos Gustavo Alvarez

La televisión infantil no es rentable en Colombia y poco o nada tienen que hacer los programas de producción nacional frente a las digitales aventuras de Pokemon, Dragon Ball Z y Digimon. Lo más importante al considerar el tema es que los niños han migrado hacia las realizaciones y franjas para adultos, conformando una novedosa "audiencia familiar".
En efecto, si Los Simpsons -que se transmite por el canal privado Caracol de lunes a viernes, a las 2:30 de la tarde- registra la más alta sintonía de la programación infantil (7.3), el programa más visto por los niños es la telenovela Yo soy Betty la fea, que se pasa de lunes a viernes a las 9:00 de la noche por el canal privado RCN  (18.5, para una audiencia integrada mayoritariamente por las niñas) .
Mauricio Sabogal

El productor ha comprendido ese cambio. Durante el mes de diciembre de 2000, los capítulos de Yo soy Betty la fea fueron protagonizados por actores infantiles. Y al mejor estilo de Dragon Ball Z, el canal privado otorgó las licencias para que se editaran álbumes de cromos y muñecas de Beatriz (Betty) Pinzón, dirigidos a compradores infantiles.

La migración de los niños hacia esa programación familiar, en horarios para adultos, tiene muchas interpretaciones. Una, la de la familia unida, señala que los niños acompañan cada vez con más frecuencia a sus padres en el acto integrador de ver la televisión. A juicio de Mauricio Sabogal, presidente del Centro Avanzado de Medios Mindshare para la región andina, la explicación puede abordarse desde un punto de vista cuantitativo. El 65% de la población colombiana tiene un televisor por hogar. Así, mientras el niño de clase alta, que posee un televisor en su cuarto, se puede separar de los adultos, la mayoría de los niños colombianos se integra forzosamente a una audiencia familiar. Esta preferencia se manifiesta en el creciente porcentaje de audiencia infantil en tele-novelas, programas deportivos y humorísticos, y en el definitivo seguimiento que los niños hacen de todos los noticieros (El noticiero del canal privado RCN, que tiene la más alta sintonía de lunes a viernes a las 10:00 de la noche, marca 10.5 en los niños).

Por qué no funciona la TV infantil

Varios mitos se derrumban en un vistazo somero a las características de la programación infantil colombiana. El primero, como se estableció, que no son los programas infantiles los preferidos de los niños. El segundo puede resumirse en que de acuerdo a los índices de sintonía, los programas que se transmiten de lunes a viernes marcan más que los del fin de semana. Y claro, las preferencias de los niños, en cuanto a programación infantil, se van por los lados de los llamados "enlatados"-con temas y realizaciones provenientes en un 52% de los Estados Unidos y en un 10% del Japón-, y miran más bien poco en las arenas de las producciones nacionales. El caso más ilustrativo es el del Club 10, un programa del canal Caracol -que por lo demás tiene el 70 % de la oferta de programación infantil-, que aparece los fines de semana y marca 7.0 entre los niños.
Sin un tratamiento real y práctico por parte del Estado en lo que se refiere a costos y tarifas para las producciones nacionales (que no alcanzan ni el 15 % de la programación para niños), la franja infantil es monopolio de los enlatados. Que tampoco son rentables. El valor promedio de un minuto comercial es de $300.000.oo, hay siete minutos para la publicidad (para una entrada bruta de $2.100.000) y por un capítulo, por ejemplo, de Pockemon, se deben pagar cerca de 2.500 dólares ($5.775.000, a la tasa de cambio oficial en los últimos días de marzo).

La TV de pago

La televisión pagada, por su parte, se compra a ciegas. No existen sistemas de medición real de audiencia para televisiones por cable (mucho menos para las antenas parabólicas legales e ilegales), lo cual impide evaluar el comportamiento de los niños frente a productos como Nickelodeon, Cartoon Network, Discovery Kids y Fox. En todo caso, como lo anota Mauricio Sabogal, el consumidor de cable está cubierto por la  televisión nacional pública y privada. En ambas, para bien o para mal, los niños se están volviendo adultos antes de tiempo

Minutos al aire y personajes a tierra
Los principales anunciantes de la programación infantil son los alimentos y los refrescos. Muchos de ellos se apoyan –como corresponde a un mercado estacionario— en figuritas y personajes de la misma serie que patrocinan. Mattel, al igual que Hasbro, tiene los suyos y los manejan directamente. Las licencias de personajes de Walt Disney, Warner Bross, Pokemon, Digimon, Dragon Ball Z, Barbie y Los Simpson, entre otros, son manejadas por empresas como Walt Disney Company, Colombiana de Licencias, Dynamic Promotion y Lorex Ltda. El valor de estas licencias se mueve en un rango entre 12.000 y 25.000 dólares. Aunque la cultura de la licencia legal ha ganado terreno en el merchandising local, la competencia de los productos ilegales o piratas es fuerte. Ojalá a largo plazo, y como en las series de muñequitos, ganen los buenos.
 
 
 



 

 


Nota de la Portada
::---------------------------------------

Desea recibir por e-mail nuestras novedades ?

Nombre y Apellido

Empresa

Mail


::: World Summit Telenovela
::: Programación
::: Cine
::: Telenovelas
::: Animación
 :: Negocios
 :: Galería de Imagenes
 :: Tv Cable, Sateltial y Convergente
 :: Creadores-Escritores y Guionistas
 :: Mercado Hispano de EEUU
 
 

 

::: Sumario
::: Editorial
::: Nota de Portada
::: Programación
::: Eventos
::: Talentos y Networking
::: Resumen Semanal On-Line
 :: Publicidad
::: Ediciones Anteriores
::: Nuestros Lectores
::: Foros
::: Encuesta
::: Staff
::: Contáctenos
   
 
 
   
   

 

   
   
   
Condiciones de Uso